Mientras tanto sus manos atrapando toda la poca virtud que queda en mí, viéndome enterrada con sus palabras, pensar que tanto más me va a lastimar está vez, sí aplicaré más o menos maquillaje sobre mis ojos hinchados de lágrimas y de golpes. Un cuchillo de carnicero experto acariciándome el cuello, pensar que tanto me dolerá, sufriré o si tal vez tengo tan mala suerte de vivir con el dolor sin cicatrices visibles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s